Geotérmica

Definición

La energía geotérmica es una fuente de energía renovable que aprovecha el calor que existe en el subsuelo de la Tierra para generar energía eléctrica

La energía geotérmica proviene del interior de la tierra. A medida que se profundiza en la corteza terrestre, la temperatura aumenta por término medio a un ritmo de 3ºC cada 100 m. En determinados lugares este gradiente geotérmico es mucho más acusado, siendo posible alcanzar temperaturas suficientes para generar energía eléctrica a profundidades de perforación técnica y económicamente viables.

Origen

Los inicios de la generación eléctrica de fuente geotérmica se remontan a 1904, cuando Piero Conti puso en marcha el primer experimento en Larderello, Italia. Desde entonces, se ha implantado con éxito en más de 20 países, existiendo en la actualidad más de 500 centrales, con una potencia instalada superior a 10 GW.

Suecia fue el primer país europeo en utilizar la energía geotérmica, como consecuencia de la crisis del petróleo de 1979. En otros países como Finlandia, Estados Unidos, Japón, Alemania, Holanda y Francia la geotermia es una energía muy conocida e implantada desde hace décadas.

Geot%C3%A9rmica1.png

Uso y funcionamiento

La energía geotérmica es una energía renovable que aprovecha el calor de las capas de la tierra para generar energía eléctrica, fluye desde las capas internas hacia la parte más externa de la corteza terrestre, un calor que puede ser aprovechado por el hombre para multitud de usos.

Para determinar su aprovechamiento energético, hay que diferenciar entre energía geotérmica de altas temperaturas y bajas temperaturas. Su diferencia radica en la profundidad terrestre en la que se encuentra cada una de ellas y en su temperatura: en el primer caso, las altas temperaturas se encuentran a unos tres o cuatro kilómetros bajo tierra; y en el segundo caso, se halla en las capas terrestres más superficiales. La diversidad de temperaturas de los recursos geotérmicos permite un gran número de posibilidades de utilización:

  • Alta temperatura: más de 150 ºC. Permite transformar directamente el vapor de agua en energía eléctrica.
  • Media temperatura: entre 90 y 150 ºC. Se va a poder producir energía eléctrica utilizando un fluido de intercambio, que es el que alimenta a las centrales.
  • Baja temperatura: entre 30 y 90 ºC. Su contenido en calor es insuficiente para producir energía eléctrica, pero es adecuado para calefacción de edificios y en determinados procesos industriales y agrícolas.
  • Muy baja temperatura: menos de 30 ºC. Puede ser utilizada para obtener agua caliente, para calefacción y climatización. En este caso se necesita emplear bombas de calor.

Energía geotérmica en España

Las áreas más interesantes se sitúan en el sureste (Granada, Almería y Murcia), en el nordeste (Barcelona, Gerona y Tarragona), en el noroeste (Orense, Pontevedra y Lugo) y en el centro de la península ibérica (Madrid). Pero la única zona con posibilidades de existencia de yacimientos de alta temperatura se localiza en el archipiélago volcánico de las Islas Canarias.
Según datos del IDAE, la energía almacenada en 1 km3 de roca caliente a 250°C equivale a 40 millones de barriles de petróleo. Sin duda se trata de una fuente de energía que puede contribuir a reducir nuestra dependencia energética exterior.

En el resto de zonas, los recursos geotérmicos son de baja temperatura, entre 50 y 90 ºC.

Un ejemplo curioso de la aplicación de la geotermia incluso en las ciudades, con iniciativas innovadoras y eficientes. Uno de los casos es el de la estación de Pacífico de Metro de Madrid, que será la primera de toda la red de metro capaz de generar su propia energía para la climatización de sus instalaciones a través de un sistema de geotermia. Gracias a ello, esta instalación ahorrará hasta un 75% de energía y reducirá en un 50% sus emisiones de CO2. Este proyecto puede marcar una tendencia en el suministro energético de Metro y podría implantarse progresivamente en el resto de la red.

Geotermica2.jpg

Energía geotérmica en el mundo

La planta geotérmica de Nesjavellir en Islandia es un buen ejemplo de cómo el calor de la tierra es aprovechado para cubrir las necesidades de agua caliente del área metropolitana del Gran Reykjavík.

De los casi 8.500MW de potencia geotérmica instalada, destacan países
como Estados Unidos (2.700MW), Filipinas (2.000MW), Japón (1.000MW),
Italia (430MW) o Francia (330MW)Se estima que en el 2005, se alcancen los 11.000MW en todo el mundo.Otro tipo de aprovechamiento energético es el térmico, empleando la energía geotérmica como fuente calorífica para usos en calefacción industrial, urbana, agrícola, etc. En este sentido destacan países como Islandia, Estados Unidos, China Rusia, Japón, Francia, etc.

Ventajas

  • Es una energía renovable
  • La energía geotérmica es muy abundante
  • Es constante (24 horas del día)
  • Relativamente limpia y barata
  • No depende de componentes fósiles
  • Sistema de gran ahorro, tanto económico como energético
  • No genera ruidos exteriores
  • No está sujeta a precios internacionales, sino que siempre puede mantenerse a precios nacionales o locales.
  • El área de terreno requerido por las plantas geotérmicas por megavatio es menor que otro tipo de plantas. No requiere construcción de represas, tala de bosques, ni construcción de conducciones (gasoductos u oleoductos) ni de depósitos de almacenamiento de combustibles

Inconvenientes

  • No se puede transportar
  • Las centrales geotérmicas son muy grandes y costosas
  • Tiene un gran impacto visual
  • Contaminación de aguas próximas con sustancias como arsénico, amoníaco, etc.
  • Contaminación térmica
  • Deterioro del paisaje
  • No está disponible más que en determinados lugares, salvo la que se emplea en la bomba de climatización geotérmica, que se puede utilizar en cualquier lugar de la Tierra

Vídeo explicativo

A continuación podemos ver un vídeo de la energía geotermica, su uso y funcionamiento:

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License