Mareomotriz

Definición

Es una fuente de energía que aprovecha las mareas, es decir, la diferencia de altura de los mares según la posición relativa de la Luna y la Tierra para producir electricidad. Las mareas son movimientos periódicos y alternativos de ascenso y descenso de las aguas del mar, producido por la atracción del Sol y de la Luna.

Uso y funcionamiento

Mareomotriz%202.jpg

Aprovechando el movimiento que generan las mareas en las centrales mareomotrices para generar energía eléctrica. Estas centrales se representan por un dique, éste está entre el mar y el embalse al subir las mareas las compuertas del dique se abren y al bajar la marea se cierran cuando los niveles del embalse ascienden en la mayor capacidad dejan que el agua pase por el tubo en donde se encuentra la turbina y ésta por su movimiento en rotación forma la energía que después va a una central de electricidad y se lleva por unos cables, y finalmente se utiliza para el consumo.

Generador de la corriente de marea

Los generadores de corriente de marea Tidal Stream Generators (o TSG por sus iniciales inglés) hacen uso de la energía cinética del agua en movimiento a las turbinas de la energía, de manera similar al viento (aire en movimiento) que utilizan las turbinas eólicas. Este método está ganando popularidad debido a costes más bajos y a un menor impacto ecológico en comparación con las presas de marea, ya que esto ocasiona que el agua suba 10 metros sobre el nivel del mar.

Mareomotriz1.png

Presa de marea

Las presas de marea hacen uso de la energía potencial que existe en la diferencia de altura (o pérdida de carga) entre las mareas altas y bajas. Las presas son esencialmente los diques en todo el ancho de un estuario, y sufren los altos costes de la infraestructura civil, la escasez mundial de sitios viables y las cuestiones ambientales.

Energía mareomotriz dinámica

La energía mareomotriz dinámica (dynamical tidal power o DTP) es una tecnología de generación teórica que explota la interacción entre las energías cinética y potencial en las corrientes de marea. Se propone que las presas muy largas (por ejemplo: 30 a 50 km de longitud) se construyan desde las costas hacia afuera en el mar o el océano, sin encerrar un área. Se introducen por la presa diferencias de fase de mareas, lo que lleva a un diferencial de nivel de agua importante (por lo menos 2.3 metros) en aguas marinas ribereñas poco profundas con corrientes de mareas que oscilan paralelas a la costa, como las que encontramos en el Reino Unido, China y Corea. Cada represa genera energía en una escala de 6 a 17 GW.

Energía mareotriz en España

Un dato muy importante y, sobre todo, digno de consideración es que el sector de la energía marina alcanzó los 7,5 millones de euros de aportación al PIB en 2009, derivados, fundamentalmente, de actividades de I+D en esta tecnología. La cifra es espectacular y, más aún, si tenemos en cuenta que se trata de actividades aún en investigación, apenas implantadas en España.

Sin embargo, tal y como se señaló anteriormente, en España existe un alto potencial para el desarrollo de la energía marina en la costa cantábrica, además de la costa atlántica y las Islas Canarias, sumando en total mas de 3.500 km de costa. Esto supondría un aprovechamiento potencial de este recurso energético estimado en más de 20.000 megavatios que contribuirían a la producción eléctrica nacional.

Al hilo de todo esto, hay que destacar que, actualmente, existen diversas instalaciones experimentales en esta materia. Pero para que despegue comercialmente esta tecnología en nuestro país es necesario establecer un mecanismo de incentivo en el que se recojan sus costes reales de explotación. Las comunidades autónomas de Cantabria, País Vasco, Galicia y Asturias, ya están preparando ensayos sobre energía oceánica y están liderando las investigaciones sobre cómo obtener energía de las olas del mar en nuestro país.

Mareomotriz%203.jpg

Energía mareomotriz en Europa

En Europa, Reino Unido, Portugal y España son los principales países donde se están desarrollando distintas tecnologías en este campo y nuestro país aspira a convertirse en un referente y líder mundial del futuro, como ya lo es ahora en otras tecnologías renovables, como la eólica o la solar térmica.

Aprovechar la energía del mar no es algo nuevo; la primera patente se registró en Francia, a finales del siglo XVIII. En la década de 1940 existían varios proyectos al respecto. Como ha ocurrido con otras energías renovables, la crisis del petróleo de los años 70 supuso un importante impulso para este tipo de energía, especialmente en Gran Bretaña, Japón y Noruega. En este periodo, la Universidad de Edimburgo comenzó a trabajar en prototipos de aprovechamiento energético de las olas. Treinta años después, casi 50 promotores trabajan en proyectos muy avanzados. Las energías “del mar” son fundamentalmente cuatro: la de las mareas que manejan las acciones gravitatorias del Sol y la Luna, la de las olas, la de las corrientes y el gradiente térmico (diferencia de temperatura entre las aguas superficiales y las del fondo), que en la India ya se aprovechan para generar electricidad.

Ventajas

  • Depende de las mareas de los mares y los océanos, y por tanto es una energía totalmente renovable, que se renueva de forma automática constantemente.
  • Con los sistemas actuales de captación se puede aprovechar tanto la subida como la bajada de la marea
  • Su captación no genera emisiones de contaminación al medioambiente, con lo que podemos decir que es una energía limpia
  • Los instrumentos de captación de esta energía son muy silenciosos, con lo que no genera contaminación acústica
  • Normalmente está alejada de los grandes centros de población
  • Su captación no se ve afectada ni por el clima, ni por la época del año, con lo que su producción de energía es bastante constante a lo largo de todo el año
  • Las instalaciones realizadas tienen un largo periodo de utilización
  • Las instalaciones realizadas para su captación pueden ayudar a prevenir o evitar inundaciones de zonas interiores
  • Barata de mantener

Inconvenientes

  • En los sistemas de captación mediante presa se precisa una gran inversión inicial para construir las instalaciones, y además se necesitan normalmente varios años para poder acabar las obras
  • En los sistemas de captación mediante presa se producen cambios en el ecosistema, que pueden afectar a la fauna y flora del lugar
  • Impacto visual en el paisaje costero
  • La capacidad de las centrales de energía mareomotriz de generar electricidad depende de la amplitud de las mareas
  • Traslado costosa ya que las instalaciones no están ubicadas cerca de los grandes núcleos de población
  • La alta salinidad del agua de los mares y océanos provoca una alta corrosión en los sistemas en contacto con el agua

Vídeo explicativo

A continuación dejamos un vídeo que nos explica la Energía mareomotriz:

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License